Educación en Traumatología y Ortopedia

Fisura manguito rotador

Rotura de los tendones del hombro – Manguito de los rotadores

Si tienes roto alguno de los tendones del hombro, es probable que entre ellos esté afectado el tendón del músculo supraespinoso. La lesión del manguito de los rotadores es habitual en nuestro medio. Para comprender sus causas, síntomas y su tratamiento por artroscopia hay que comenzar hablando de la anatomía básica del hombro.

 

¿Qué es el manguito de los rotadores y que significa tenerlo roto?

Cuando hablamos de rotura del manguito de los rotadores del hombro, generalmente nos referimos al desgarro (traumático o degenerativo) de uno de los cuatro músculos que dan soporte a esta articulación. Así debajo del deltoides encontramos los músculos que forman el manguito: Supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular. De entre todos ellos, el tendón del supraespinoso es el que más frecuentemente se lesiona seguido del infraespinoso.

Espacio subacromial supraespinoso

Se calcula que más del 25% de las personas mayores de 60 años tienen una lesión de manguito, siendo bilateral hasta en el 50% de estos. Esto no significa que todo paciente con un manguito roto tenga dolor o molestias. Cerca del 55% de los mayores de 80 años tienen desgarros que pasan totalmente desapercibidos al no presentar síntomas.

 

¿Por qué se rompen los tendones del hombro?

Cuatro son las causas principales que llevan a que se rompa el tendón del supraespinoso: Edad avanzada, sobreuso, traumatismos y un espacio subacromial (espacio por el que discurren los tendones del manguito rotador) estrecho.

 

¿Cómo se hace el diagnóstico de rotura de los tendones del hombro?

No todo dolor en el hombro es igual a tendón roto. Sin embargo, la presencia de dolor en el hombro por la noche (que en ocasiones se extiende por el brazo), la dificultad para realizar tareas cotidianas (no poder peinarse, llevar la comida a la boca, vestirse etc.), y en definitiva la incapacidad para levantar el brazo dentro del arco normal de movimiento, nos pueden hacer sospechar de una posible lesión tendinosa.

Sintomas rotura manguito supraespinoso

La resonancia magnética de hombro, continúa siendo la prueba más eficaz para diagnosticar roturas de manguito. Otras pruebas como la radiografía y la ecografía de hombro (normal en estadios tempranos) nos pueden aportar también información valiosa.

Una exploración física minuciosa (con la presencia de uno o varios de los síntomas arriba descritos) y una resonancia magnética que describa la lesión del manguito, son suficientes para hacer un diagnóstico de certeza y valorar el mejor tipo de tratamiento. Siempre teniendo en cuenta las características del paciente.

 

¿Cuál es el tratamiento si tengo un tendón del hombro roto?

Como en prácticamente la totalidad de lesiones de hombro, podemos optar por realizar un tratamiento conservador (sin cirugía) o quirúrgico, realizando una artroscopia de hombro.

⚠️ Que tengas un tendón roto e incluso varios, no significa que tengas que operarte. Junto con tu médico deberás tener en cuenta si te genera dolor y molestias o si la limitación de movimiento dificulta de manera importante tu día a día.

 

Qué pasa si no me quiero operar el hombro o mi médico no me lo recomienda

La base del tratamiento conservador es recuperar la movilidad y fuerza del hombro con el tendón roto, potenciando el resto de músculos que aún se conservan sanos.

Inicialmente y mediante medicación analgésica se hará un correcto control del dolor. En aquellas personas en que esté indicado, se puede realizar una infiltración con corticoides y anestésico en el hombro con el tendón roto para bajar la inflamación y disminuir el dolor.

INFILTRACION TENDONES ROTOS HOMBRO

Para recuperar la movilidad perdida y evitar la fibrosis de las estructuras del hombro, una vez controlado el dolor se iniciarán técnicas de fisioterapia. Al mismo tiempo y con el fin de fortalecer los músculos del manguito, se deberá seguir un programa de ejercicios que nos ayuden a conseguir el mayor rango de movimiento sin molestias.

 

¿Qué es y en qué consiste la cirugía de reparación de tendones o artroscopia de hombro?

A la hora de decidir si se ha de operar un paciente con un tendón del hombro roto, se valoran dos aspectos:  

  • Las características propias del paciente: Edad, calidad de vida y estado general previo.
  • Las características de la rotura: Localización, tamaño, posibilidad de reparación etc.

Si el paciente es candidato a la cirugía y las características de la rotura de manguito lo permiten, se someterá al paciente a una artroscopia de hombro.

Gracias a la artroscopia y bajo anestesia general, se introducen en el hombro diversos «tubos» a través de aberturas milimétricas. De esta manera y evitando una cirugía abierta, podremos «coser» los tendones rotos.

Artroscopia sutura tendón hombro

 

¿Cómo es la recuperación después de una artroscopia de hombro?

A pesar de que la recuperación tras la artroscopia de hombro es larga, en un corto periodo de tiempo se consiguen buenos resultados.

Inmediatamente tras la cirugía, el hombro operado se inmoviliza con un cabestrillo para disminuir la inflamación y favorecer la cicatrización de los tendones reparados. Habitualmente se recomienda inmovilizar el brazo de 2 a 4 semanas en función del tipo de operación realizada, permitiendo la movilización de codo y muñeca.

A partir de las 3-4 semanas se iniciará el proceso de rehabilitación. Consensúa con tu traumatólogo y con tu médico de cabecera cuánto dura la baja y cuándo puedes volver a trabajar.

 

¿Te has quedado con dudas? 

>>> Aprende sobre la tendinitis del supraespinoso y sobre los ejercicios de rehabilitación.

>>> Aprende sobre infiltraciones en traumatología: El uso de corticoides en el hombro y sus complicaciones.

 

Bibliografía:

  • Pappou I et al. Case studies. AAOS appropriate use criteria: optimizing the management of full- thickness rotator cuff tears. J Am Acad Orthop Surg 2013;21:772-775
  • Anand M et al. Rotator cuff tears and cuff tear arthropathy. En: Lieberman JR (Ed). AAOS Comprehensive Orthopaedic Review. Cap 78. Ed. AAOS, 2014
  • Edwarts S et al. Shoulder instability and rotator cuff disease. En Flynn JM, editor. Orthopaedic Knowledge Update (OKU) 11. Rosemont: AAOS;2014. p 357-371.
  • Miller, MD. Review of orthopaedics. 7a edición. Editorial Saunders, Philadelphia, 2016.

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *