Complicaciones de la artroscopia de hombro

La artroscopia de hombro es una operación que aunque no está exenta de riesgos, la probabilidad de tener complicaciones es baja. Actualmente sigue siendo un método seguro y efectivo para tratar las lesiones del hombro.

Las más complicaciones frecuentes por orden de aparición son: rigidez del hombro y sus estructuras, falta de cicatrización del tendón y riesgo de re-rotura, dolor postoperatorio y, en raras ocasiones infección.

 

complicaciones operación artroscopia hombro

Rigidez y dificultad para mover el hombro después de la operación:

Una de las complicaciones más frecuentes de la artroscopia de hombro es la rigidez postoperatoria. Un problema de movilidad  que provoca la insatisfacción del paciente.

Las personas que presentan mayor riesgo de rigidez después de una artroscopia de reparación de manguito de los rotadores son:

  • Personas menores de 50 años.
  • Presencia de tendinitis calcificante asociada.
  • Rigidez antes de la operación.
  • Lesiones de labrum asociadas.
  • Diabéticos.
  • Personas con mala tolerancia al dolor.
  • Personas dependientes

Es prácticamente inevitable una mínima pérdida de movimiento tras una operación de manguito de los rotadores. La disminución de la movilidad puede estar relacionada con la formación de la cicatriz, la pérdida de la elasticidad de los tejidos fruto de la cirugía y/o por el posible acortamiento del tendón durante su reparación.

Otra causa de rigidez que no está directamente relacionada con la cirugía es el mal cumplimiento de la rehabilitación para artroscopias de hombro o seguir una pauta de rehabilitación inapropiada.

La mejor estrategia para evitar y prevenir la rigidez postoperatoria es cumplir un protocolo de ejercicios de hombro guiado por el fisioterapeuta tras la operación.

 

Nueva rotura o fallo de cicatrización del tendón:

Esta complicación no obedece a un solo factor. Las roturas del manguito de los rotadores de mayor dimensión los las que presentan una tasa de cicatrización más baja.

  • El factor que tiene mayor influencia a la hora de una correcta reparación es la edad. Edad superiores a los 65 años se asocian con peores resultados.
  • Ejercen también una influencia negativa sobre la reparación del tendón del hombro las personas fumadoras, con diabetes y colesterol alto.
  • Los pacientes que no cumplen con las indicaciones tras la intervención ni las pautas de fisioterapia, son candidatos a sufrir nuevas lesiones.

En cuanto a las características propias del tendón, la retracción y atrofia favorecen una nueva rotura.

 

Infección después de una artroscopia de hombro:

La tasa de infección posterior a una artroscopia de hombro es extremadamente baja. Según los expertos la cifra varía entre el 0.04% y el 0.43% de las personas operadas. El riesgo de infección (aunque existe) es prácticamente nulo.

Dada la proximidad del hombro con la axila (rica en glándulas sebáceas), hay que advertir la presencia de forúnculos, quistes o acné cercanos a los portales de artroscopia.

La tasa de infección en la artroscopia de hombro se ha visto disminuida desde que se protocolizó la administración de antibiótico profiláctico (nos protege de la infección).

Los cuidados de la herida después de la operación son fundamentales también a la hora de disminuir el riesgo.

herida artroscopia hombro

Complicaciones de la anestesia en una artroscopia de hombro:

Se han descrito sobre todo complicaciones relacionadas con el tipo de anestesia empleada (general o regional) y la posición del paciente. Sobre la colocación del paciente, la posición en silla de playa (semiincorporado) es la más ventajosa para muchos traumatólogos.

Las complicaciones de la anestesia regional son raras, resolviendose alrededor de las 12 semanas de la operación. Entre las más frecuentes destacan la sensación de adormecimiento de los dedos pulgar e indice o incluso de la mano, sensación de corrientes o calambres y entumecimiento de del brazo o los dedos.

tipos de anestesia traumatología artroscopia

Riesgo de lesión neurológica:

Este tipo de lesiones depende de la tracción de la extremidad durante la cirugía (máximo de 5 Kg) y de llevar el brazo a posiciones extremas durante la intervención.

Durante la cirugía hay que proteger las prominencias óseas para evitar la compresión nerviosa.

 

Bibliografía:

  • RUBENSTEIN, William J.; PEAN, Christian A.; COLVIN, Alexis C. Shoulder arthroscopy in adults 60 or older: Risk factors that correlate with postoperative complications in the first 30 days. Arthroscopy: The Journal of Arthroscopic & Related Surgery, 2017, vol. 33, no 1, p. 49-54.
  • LAFOSSE, Laurent; LAFOSSE, Thibault. Vascular Complications in Shoulder Arthroscopy. En Complications in Arthroscopic Shoulder Surgery. Springer, Cham, 2020. p. 129-137.
  • LAFOSSE, Thibault; LAFOSSE, Laurent. Neurological Complications in Shoulder Arthroscopy. En Complications in Arthroscopic Shoulder Surgery. Springer, Cham, 2020. p. 139-148.
  • DE ALMEIDA¹, Alexandre, et al. Evaluation of Complications of Shoulder Arthroscopy in the Treatment of Sub acromial Pathologies. Acta of Shoulder and Elbow Surgery Volume, 2019, vol. 3, no 1, p. 7-12.
  • LÓPEZ, Rodrigo. Complicaciones de la reparación artroscópica del manguito de los rotadores. Revisión de conceptos actuales. Revista Colombiana de Ortopedia y Traumatología, 2016, vol. 30, p. 73-81.

Deja un comentario