Dedos hinchados y dormidos con la escayola (yeso)

Tener los dedos hinchados o dormidos con una escayola es una de las complicaciones más frecuentes después de poner un yeso o una escayola en el brazo o la pierna. En esta entrada te enseñaremos a reconocer los principales signos de alarma por los que deberás acudir a tu médico de urgencia: Dolor súbito, cambio del color de los dedos (blancos o azules), imposibilidad para mover los dedos de la mano o el pie etc).

Una escayola apretada puede producir los siguientes síntomas:

Tengo dolor y los dedos morados con la escayola en el brazo

Es normal sentir ciertas molestias; una escayola en el brazo apretada no es cómoda. Sin embargo, el aumento significativo de dolor (que no mejora con medicación), la pérdida de sensibilidad o tacto y la dificultad para mover los dedos deben ser valorados de forma urgente por un médico.

Hinchazón de los dedos con la escayola

Es posible notar los dedos hinchados sobre todo ante vendajes y escayolas apretadas que compriman el brazo o la mano. Si la hinchazón no disminuye aplicando frío o elevando la extremidad, y se acompaña de hormigueo o pérdida de movimiento, te recomendamos que acudas a las urgencias de tu hospital.

No puedo mover los dedos, tengo la férula muy apretada

Si el vendaje te impide mover los dedos o al moverlos sientes un dolor que empeora con el tiempo, quizá sea necesario revisarlo.

Es relativamente común tener que volver a revisar la escayola del brazo en aquellas personas en las que se ha realizado la manipulación de un hueso y se mantiene la reducción de la fractura con un yeso (por ejemplo en las fracturas de radio distal o fracturas de Colles)

Signos de alarma yeso
Signos de alarma en pacientes portadores de escayola o yeso.

Cómo evitar tener los dedos hinchados o dormidos con la escayola en el brazo:

Es normal que durante los primeros días tras la fractura, el yeso esté ajustado a tu cuerpo. La tumefacción es debida a la propia inflamación provocada por la lesión y con la atención adecuada disminuirá.  Para ello, te recomendamos seguir los siguientes cuidados y consejos generales para yesos y escayolas:

1. Las primeras 48 horas después de la colocación de la escayola son fundamentales.

Durante este tiempo el yeso se endurece adquiriendo su forma definitiva. Evita apoyar la escayola los dos primeros días sobre cualquier superficie sólida, evitarás que se deforme.

2. Mueve los dedos y las articulaciones.

Una vez tengas la pierna, la mano o el brazo escayolado, mueve de manera activa los dedos y las articulaciones que no estén cubiertas por el yeso. Fomentarás así la circulación sanguínea y evitarás rigideces futuras.

3. No acerques el yeso al agua.

Si se te ha mojado la escayola en el brazo, corres el riesgo de que se afloje y que pierdas el soporte que tu hueso necesita para su correcta curación.

conducir_yeso_escayola
Escayola en el brazo y en la pierna

4. Acuérdate de mantener la extremidad elevada.

En el caso de llevar el brazo escayolado, es fundamental elevarlo con un pañuelo o un cabestrillo a la altura del corazón. Durante la noche no es necesario llevarlo a no ser que tu médico te indique lo contrario. Para disminuir la inflamación, aplica a horas alternas una bolsa de agua fría o hielo durante 10 minutos.

Si tienes una escayola en la pierna o una bota de yeso, mantén la pierna elevada apoyándote en una silla o un taburete. El hecho de elevar la extremidad ayuda a disminuir la inflamación y en consecuencia las molestias que la escayola pueda producir.

yeso escayola brazo pie
Escayola en la pierna

La presencia de dolor intenso, sensación de entumecimiento y/o hormigueo de los dedos junto con aumento de la hinchazón y cambio del color de la piel deben ser vistos por tu médico traumatólogo. Una escayola o férula muy apretada puede ejercer excesiva presión sobre los vasos y nervios que recorren nuestras extremidades y provocar los signos descritos.

No olvides que además de los ya mencionados, tener la escayola del brazo floja o mojada, sentir sensación de quemazón e incluso que se te quede algo metido debajo del yeso, son motivo de consultar con un profesional. Siguiendo estas recomendaciones y las propuestas por tu médico evitarás la mayoría de complicaciones.


Descubre más información sobre los yesos y férulas en traumatología : 

>>> ¿Puedo conducir con una bota de yeso? – Cuándo conducir después de una fractura de tobillo.

>>> Cómo poner una escayola en el brazo: Consejos para médicos y enfermeras.

4 comentarios en «Dedos hinchados y dormidos con la escayola (yeso)»

  1. Estoy operada de pie plano 10 días. Tengo escayola media pierna y vendaje así puedo mover un poco los dedos y ver el color de estos y casi medio pie bajando el vendaje un poco . Pero desde hace 1 semana el color sobre todo en el pie a tomado un color marrón y la piel se a arrugado .Debería preocuparme ? Es que la cita no la tengo hasta el 5 de Octubre .

    Responder
  2. llevo un yeso en el antebrazo y mano hace 1 semana. comenzando el 4to día con yeso comenzó la incomodidad e inflamación de dedos, por momentos siento adormecimiento de los dedos y están de color verde y en las líneas de separación tomo un color rojizo, es normal sentir esa presión y molestias?

    Responder
    • Según tu explicación, probablemente la escayola comprima en exceso tu antebrazo y mano. Te recomendamos que acudas al servicio de urgencias de tu hospital o ambulatorio más cercano para que valoren la revisión del yeso, su liberación parcial e incluso la apertura completa del mismo.

      Responder

Deja un comentario