Dolor de cervicales, vértigos y mareo – ¿Qué me pasa?

Los mareos cervicales o cervicogénicos son un síndrome clínico que se caracteriza por la presencia de mareos (o vértigos) y dolor de cervicales. Los mareos cervicales pueden tener una causa traumática (caídas o un latigazo cervical por un movimiento brusco en el cuello), el desgaste articular (artrosis cervical), debido a hernias cervicales o por espasmos y contracturas de la musculatura cervical.

Es labor de tu médico seguir un proceso minucioso para excluir todos aquellos diagnósticos con síntomas similares al mareo con origen cervical.

Cuando una persona experimenta vértigo cervical, uno de los síntomas más frecuentes es el mareo. El paciente suele explicar «una sensación como si el mundo girara a su alrededor» incluso estando quieto.

Seguro que probablemente de niño has girado en círculos hasta detenerte. Una vez has parado y dejas de girar sobre tu eje, habrás sentido que el mundo que te rodea e incluso tu mismo, continuáis haciendo círculos.

Por qué tengo vértigo y dolor de cervicales ¿Cuál es el diagnóstico?

El vértigo cervical en sí, es generalmente un síntoma de un problema subyacente; con frecuencia una lesión muscular en el cuello. Es frecuente experimentar síntomas de mareo después de un traumatismo o un gesto brusco, típicamente por girar la cabeza de forma repentina. Esta sensación de vértigos y mareo puede durar desde unos minutos hasta unas horas.

Mareos cervicales y vértigo

Actualmente el proceso diagnóstico se basa en excluir como causante de los mareos cervicales patologías graves. Tu médico descartará problemas vestibulares, cardiovasculares, metabólicos, neurológicos, psicológicos y de visión.

Arterioesclerosis

La obstrucción de las arterias del cuello por aterosclerosis (engrosamiento de las paredes de las arterias), puede ser una de las causas de vértigo de origen cervical.

Traumatismo cervical

Un traumatismo cervical en el contexto de un accidente de tráfico puede provocar el conocido como latigazo cervical. El latigazo cervical se considera una de las causas más frecuentes de mareos y vértigos cervicales.

Complicación de una cirugía

Una de las complicaciones asociada a la cirugía del cuello y la columna cervical, son vértigos y mareos junto con dolor de cervicales.

Artrosis

La artrosis o degeneración de la columna cervical favorece la disminución de los espacios vertebrales, pudiendo también tapar la salida de las raíces nerviosas. Una artrosis cervical avanzada puede ejercer un compromiso sobre terminaciones nerviosas, arterias e incluso sobre la médula espinal.

Hernia cervical como causa de mareos cervicales

Aunque las hernias discales son más comunes en la columna lumbar, también las podemos encontrar en la columna cervical. Un disco desplazado (o hernia de disco) puede ser el causante de mareos cervicales.

Mala postura

Una mala postura también puede contribuir al vértigo cervical y a sentir dolor sobre la musculatura del cuello. Mantener una mala postura de forma prolongada puede comprimir estructuras nerviosas y vasculares.

La aparición de esta sintomatología es frecuente en personas que doblan el cuello para mirar dispositivos electrónicos o leer libros.

Síntomas más frecuentes en personas con vértigo y mareos cervicales

La existencia del vértigo cervical es todavía una cuestión sujeta a debate. La hipótesis fundamental de la enfermedad es que está causado por anomalías en el cuello; habitualmente enfermedades degenerativas de la columna y traumatismos.

Los síntomas más comunes de los vértigo cervicales son dolor o molestias en la musculatura cervical, pérdida de equilibrio o mareo y limitación para mover el cuello y la cabeza.

Una persona con vértigo de origen cervical puede experimentar también los siguientes síntomas:

  • Pérdida de coordinación
  • Pérdida de equilibrio
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de oídos
  • Zumbido en los oídos (acúfenos)
  • Visión borrosa
  • Náuseas o vómitos
  • Dificultad para concentrarse

Los síntomas pueden empeorar después de hacer ejercicio, o después de gestos como estornudar o levantarse demasiado rápido de una silla o de la cama.

Mareos cervicales después de un accidente de coche – Latigazo cervical

Un accidente de tráfico que implique una rápida aceleración y/o desaceleración puede provocar dolor cervical y mareo asociado. A este trastorno se le conoce como esguince o latigazo cervical.

¡[email protected], he tenido un accidente de coche y me duele mucho el cuello!. No sólo tengo mareos, sino que también noto palpitaciones en la cabeza, hormigueos por el brazo, y es como si mi presión sanguínea estuviese por las nubes.

Los pacientes con latigazo cervical suelen presentar inicialmente una baja tolerancia al dolor. Los síntomas más comunes del latigazo cervical son dolor de cuello, hipersensibilidad de la musculatura del cuello, disminución del rango de movimiento, mareos, tinnitus o acufenos y dolor de cabeza.

Mecanismo latigazo cervical
Mecanismo de producción del latigazo cervical.

Habitualmente, en personas que han sufrido un latigazo cervical, la causa de sus mareos cervicales suelen tener como origen el espasmo y contractura de la musculatura del cuello.

Cómo calmar el dolor cervical y evitar el vértigo y los mareos

Después de descartar cualquier patología subyacente grave y tras diagnostica el origen del vértigo y los mareos cervicales, tu médico te recomendará un tratamiento específico dependiendo de la causa que lo provoque.

Generalmente el tratamiento se basa en el control de los síntomas mediante medicación para el dolor (Ibuprofeno, paracetamol, nolotil…), reposo de la musculatura, terapia manual y la aplicación de calor.

Puede estar indicado también la toma de medicación para disminuir las náuseas y la sensación de mareo e incluso relajantes musculares. En casos que responden mal al tratamiento tradicional, se plantearán inyecciones con corticoides, o boqueos nerviosos.

Junto con el tratamiento farmacológico, te puedes beneficiar de ejercicios de rehabilitación específicos. En algunos casos, es necesario fortalecer y potenciar la musculatura de la columna con la ayuda de un fisioterapeuta.

¿Qué dice la ciencia sobre el vértigo y los mareos cervicales?

Estimar la incidencia precisa del vértigo cervical es controvertido. Aún así se estima que entre el 20 y el 58% de las personas que han sufrido un traumatismo en la cabeza (latigazo cervical) o tienen una columna cervical degenerativa, experimentan síntomas de mareo, vértigo y desequilibrio de aparición tardía. Esta sensación de vértigo y mareos cervicales, pueden ir acompañados de dolor cervical.

En lo relativo al tratamiento de los mareos cervicales, el tratamiento mediante ejercicios de fisioterapia para el cuello, pueden mejorar drásticamente este cuadro clínico.

La bibliografía médica no es clara en los siguientes aspectos: No existe consenso sobre una prueba que nos permita confirmar el diagnóstico ni pruebas de laboratorio específicas. Además, hay una elevada discrepancia entre pacientes con sintomatología similar.


Bibliografía médica en que se basa este artículo:

  • Brandt T, Bronstein AM. Cervical vertigo Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry 2001;71:8-12.
  • Brandt T (1996) Cervical vertigo: reality or fiction?. Audiol Neurootol 1:187–196.
  • Nakamura T, Bronstein AM (1995) The perception of head and neck angular displacement in normal and labyrinthine-defective subjects. A quantitative study using a remembered saccade technique. Brain 118:1157–1168.
  • Dieterich M, Pollmann W, Pfaffenrath V (1993) Cervicogenic headache: electronystagmography, perception of verticality and posturography in patients before and after C2-blockade. Cephalalgia 13:285–288
  • Lempert T, Gresty MA, Bronstein AM (1995) Benign positional vertigo: recognition and treatment. BMJ 311:489–491.
  • Kristjansson E, Treleaven J. Sensorimotor function and dizziness in neck pain: implications for assessment and management. J Orthop Sports Phys Ther. 2009 May;39(5):364-77. doi: 10.2519/jospt.2009.2834. Review. PubMed PMID: 19411769

Deja un comentario