Educación en Traumatología y Ortopedia

MENISCO ROTO RODILLA

Cómo saber si tengo el menisco roto – Artroscopia de rodilla

Una pregunta frecuente en las consultas de traumatología es cómo saber si «tengo el menisco roto». Seguidamente comienzan las dudas sobre por qué duele la rodilla, si podré correr con un menisco fisurado, «por qué se me bloquea» o si es necesario operar (coserlo). Para resolver todas estas dudas y construir la casa desde los cimientos, comencemos por lo básico.

 

¿Qué son los meniscos y para qué sirven?

 

En cada rodilla tenemos dos cojinetes o almohadillas semicirculares que denominamos meniscos. Están compuestos de fibrocartilago y situados entre el fémur y la tibia. Si atendemos a sus características principales:

  • El menisco interno (denominado así por ubicarse en la parte interna de la rodilla) tiene forma de «C» y presenta menos movilidad que el menisco externo.
  • El menisco externo o lateral es más ancho, tiene forma similar a una «O» y se moviliza al flexionar y extender la rodilla.

fisura menisco

La función que cumplen los meniscos en la rodilla es de soporte y estabilidad de la articulación, reparto de cargas, almohadillado, absorción de impactos, participa en la lubricación de la rodilla etc. Tan numerosas son sus funciones, que la intención del traumatólogo será preservarlos siempre que sea posible.

 

Dolor de rodilla por daño en el menisco y su exploración física.

 

Las lesiones meniscales aguadas típicamente se presentan en personas deportistas jóvenes. Habitualmente hay un antecedente traumático con flexión y rotación de la rodilla en carga (soportando el peso del cuerpo). La sensación inmediata de dolor e imposibilidad para caminar junto con la sensación de bloqueo son orientativos de daño en el menisco.

Estas lesiones son comunes en deportes como fútbol, con la torsión o giro de rodilla cuando la bota de tacos está anclada en el césped y sufrimos un impacto en la pierna. También se da en otros deportes como el baloncesto, tenis o balonmano. El daño meniscal puede estar asociado a esguinces de ligamento lateral interno de rodilla y/o rotura del ligamento cruzado anterior.

menisco roto futbol

Con la entrevista médica y en la exploración física de un dolor de rodilla compatible con un menisco roto se puede apreciar:

  • Dolor al agacharse, ponerse en cuclillas o subir y bajar escaleras.
  • Inflamación de la articulación.
  • Derrame articular.
  • Cojera o dificultad para apoyar el pie en el suelo.
  • Dolor a la palpación de la interlinea articular (es la unión del fémur con la tibia).
  • Chasquidos y/o bloqueos (dificultad para extender o flexionar la rodilla). etc.

Existen además signos y maniobras exploratorias de afectación meniscal (McMurray, Apley, Steinman etc.) que explorados días después del traumatismo ayudan en el diagnóstico.

 

«Cómo se si tengo el menisco roto» – ¿Qué pruebas necesito para diagnosticar un menisco roto?

 

Un correcto interrogatorio junto con una exploración física exhaustiva permiten indicar la necesidad de pruebas complementarias que confirmen o descarten nuestra sospecha.

La radiografía de rodilla no suele mostrar lesiones y permite descartar patología asociada. Aunque no está indicada de urgencia, será la resonancia magnética la prueba que nos ofrezca un diagnóstico de certeza, y que nos permita confirmar el tipo de lesión y valorar el mejor tratamiento.

rotura menisco en RMN

 

¿Qué quiere decir que tengo el menisco roto o fisurado?

 

Si simplificamos las roturas meniscales, podemos dividirlas ya sean de carácter traumático; propias de deportistas y gente joven activa, o de carácter degenerativo; en adultos mayores con deterioro progresivo de los meniscos que tras gestos simples como arrodillarse, ponerse en cuclillas o levantar algo pesado, se produce la rotura.

Así, se distinguen roturas meniscales longitudinales (verticales o circunferenciales), transversales (radiales), oblicuas, y horizontales. La rotura en asa de cubo es una rotura longitudinal extendida.

 

¿Cuál es el tratamiento si tengo una rotura de menisco?

 

Durante el episodio agudo de dolor de rodilla e inflamación, las recomendaciones habituales incluyen reposo de la extremidad, el empleo de un vendaje compresivo o de una rodillera elástica, la aplicación de frio local intermitente y el uso de medicación analgésica o antiinflamatoria (siempre por prescripción médica).

TRATAMIENTO FISURA DE MENISCO

Tras la fase aguda de dolor y de haber sido revalorado el paciente, se confirmará la existencia de daño meniscal por resonancia magnética. Una vez cuantificada la gravedad de la lesión y el impacto que supone en la calidad de vida del paciente, se valorará la necesidad de un tratamiento definitivo.

 

¿Cómo se opera el menisco? ¿Qué es y en qué consiste una artroscopia de rodilla?

 

La mayoría de personas adultas con edades que sobrepasan los 60 años tienen el menisco roto a causa del desgaste propio de la edad y dándoles un un uso normal. Estos pacientes NO necesitarán por normal general cirugía. Compartiendo el fenomenal símil del Dr. López Martínez que equipara el menisco a la rueda de un coche, cuantos más kilómetros recorridos, mayor es el desgaste de nuestros “neumáticos” y mayor es la frecuencia de lesiones. Por eso el desgaste meniscal es más frecuentes en adultos y en personas de edad avanzada.

MENISCO DESGASTE

No todo daño meniscal se opera; en función de las características del paciente, sus molestias y su actividad deportiva, se optará por un tratamiento u otro. Con una fisura o rotura de menisco se puede hacer vida normal.

Prácticamente la totalidad de lesiones de menisco de aquellos pacientes que SÍ son candidatos a cirugía se operan por vía artroscópica. Mediante la realización de varios portales milimétricos y la introducción de una cámara en el interior de la rodilla, el cirujano puede reparar el menisco roto con el mínimo daño y los mejores resultados estéticos. Sin olvidarnos además, que la recuperación posterior a la cirugía es infinitamente más rápida.

ARTROSCOPIA MENISCO

¿Mi menisco se puede arreglar?

 

Para entender las bases de la cirugía artroscópica meniscal, hay que conocer las zonas en que se divide un menisco en función de su aporte de sangre, pues determinará el tratamiento más apropiado.

  • Zona roja-roja: Corresponde al 1/3 periférico del menisco, correctamente vascularizado y con alto potencial de curación. Menisco suturable.

  • Zona roja-blanca: Corresponde al 1/3 medio. Zona intermedia de curación. Menisco suturable.
  • Zona blanca-blanca: Área central del menisco. En esta área el menisco no tiene capacidad de reparación. Habitualmente se optará por una «meniscectomía parcial artroscopia» que consiste en eliminar la porción rota del menisco dejando intacta la mayor superficie de posible del mismo. Es importante tener en cuenta que cuanto más menisco quitamos más sobrecarga va a recibir el cartílago articular y por lo tanto antes precipitaremos el desarrollo de cambios artrósicos en medio-largo plazo.

zonas vascularización menisco

Por lo tanto: Aquellas lesiones con buen aporte sanguíneo tendrán una mayor capacidad de cicatrización y estará indicada la reparación mediante sutura. Por el contrario, aquellas lesiones presentes en la zona blanca tendrán poca capacidad de curación y su tratamiento deberá ser «recortar» exclusivamente la zona de menisco dañado.

 

¿Cuándo podré irme a casa después de la cirugía?

 

La mayoría de pacientes con evolución satisfactoria y sin complicaciones permanecen ingresados en el hospital hasta las 24 horas posteriores a la cirugía. Una vez revisadas las heridas de la artroscopia el paciente se va de alta a casa pudiendo incorporarse a la actividad laboral e iniciando una vida normal a partir de las 4 semanas de ser operado.

 

¿En qué consiste el postoperatorio de la artroscopia de rodilla?

 

Tras la cirugía de menisco, el dolor es mínimo y bien controlado mediante medicación analgésica y antiinflamatoria. Se indicará reposo relativo y el empleo de muletas durante algunos días. En aquellos casos en que no ha habido sutura meniscal se pueden abandonar a los 3-5 días. En los pacientes en que se ha realizado sutura del menisco, la recuperación es más lenta al tener que esperar de entre 3 a 6 semanas a cargar peso en la rodilla operada.

diferencia meniscectomia y sutura de menisco

Para evitar el riesgo de trombos, se recomienda el uso de heparina subcutánea (aprende aquí como pinchar la heparina). La retirada de puntos varía en función del criterio del traumatólogo, pero generalmente se quitan los puntos de la rodilla en las 2 semanas posteriores a la realización de la artroscopia.

De cara a la rehabilitación, como bien recomienda el Dr. López Capape el ejercicio inicial no deberá implicar carga, de forma que la bici y la piscina son lo ejercicios más recomendados. Toda actividad que implique carrera y giro deben esperar entre 6 y 12 semanas para ser practicadas.

 

Bibliografía:

  • Alice J.S. Fox, MSc, Asheesh Bedi, MD, and Scott A. Rodeo, MD. The Basic Science of Human Knee Menisci: Structure, Composition, and Function. Sports Health: A Multidisciplinary Approach July/August 2012 vol. 4, no. 4, 340-351
  • Arnoczky SP. Gross and vascular anatomy of the meniscus and its role in meniscal healing, regeneration and remodeling. In: Mow VC, Arnoczky SP, Jackson SW, eds. Knee Meniscus: Basic and Clinical Foundations. New York, NY: Raven Press; 1992:1-14.
  •  Verdonk PBeaufils P, Bellemans J, Djian P, Heinrichs EL, Huysse W, Laprell H,  Successful treatment of painful irreparable partial meniscal defects with a polyurethane scaffold: two-year safety and clinical outcomes. Am J Sports  Med. 2012 Apr;40( 4):844-53.

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *