Educación en Traumatología y Ortopedia

osgood schlatter niños

Enfermedad de Osgood Schlatter – Dolor al arrodillarse y bulto en la rodilla

Tener dolor en la rodilla después de correr, al arrodillarse o notarse un bulto debajo de la rodilla puede ser debido a la enfermedad de Osgood Schlatter. Esta enfermedad junto con la enfermedad de Sever o la enfermedad de Sinding-Larsen-Johansson forman parte en los niños de los llamados dolores de crecimiento.

La «apofisitis por tracción» o enfermedad de Osgood Schlatter se produce mientras nuestro hijo crece, que es cuando  el cartílago de crecimiento es más débil. Realmente es más una lesión por uso excesivo o repetitivo que una enfermedad. Por eso es especialmente común en en niños y adolescentes muy activos que practican deporte de manera regular.

 

💡 Quieres saber si existe la enfermedad de Osgood Schlatter en adultos… ¡Abajo lo descubrimos!

 

El dolor de rodilla ocurre cuando la zona de crecimiento o fisis en que se inserta el tendón rotuliano, es sometida a fuerzas repetitivas de estiramiento. Este estiramiento repetitivo produce inflamación y genera dolor en la parte baja de la rodilla. Por eso, esta enfermedad se conoce también como «apofisitis por tracción» de la tuberosidad anterior de la tibia.

El Osgood Schlatter en adultos no existe como tal. En aquellas personas que padecieron la enfermedad en la infancia, puede persistir dolor al arrodillarse durante la edad adulta como secuela.  A este dolor crónico de la tuberosidad tibial anterior que pudo tener como  causa un fallo en la osificación de niño, se conoce como enfermedad de Pinlach-Aznar.

 

dolor rodilla correr arrodillarse osgood schlatter

 

¿Por qué duele en niños la cara anterior de la rodilla?

La enfermedad de Osgood Schlatter habitualmente afecta a niños en torno a los 10-15 años de edad y puede llegar a ser bilateral (afectar a las dos rodillas) hasta en un 50% de los casos.

El dolor anterior de rodilla suele manifestarse durante la práctica de actividades deportivas. Habitualmente después de realizar ejercicio físico intenso, llegando a molestar incluso ante el roce de la piel.

Como ya hemos explicado, el tendón rotuliano que es sometido a tracciones bruscas (sobre todo en la práctica de deportes como el fútbol, atletismo, volleyball o baloncesto) puede sufrir microroturas en la zona de inserción. Estas microrroturas (no intencionadas) favorecen que aparezcan dolores de rodilla cuando esta se enfría, es decir, cuando aparece la inflamación.

 

Cuando el traumatólogo o el pediatra explora la rodilla del niño, puede apreciar:

  • Inflamación de la tuberosidad tibial anterior (TTA).
  • Aumento de volumen (se puede notar un bulto hinchado debajo de la rodilla).
  • Dolor de rodilla en niños o adolescentes y especialmente ante la palpación de la TTA.
  • Cojera.
  • Además, la extensión de la rodilla contra resistencia también genera dolor.

Superada la etapa de crecimiento, y una vez se ha osificado la tuberosidad tibial puede quedar un bulto en la cara anterior de la rodilla debajo de la rótula. En aquellas personas con una TTA prominente existe el riesgo de desarrollar una tendinitis del tendón rotuliano o de notar molestias y dolor al arrodillarse (ponerse de rodillas).

Como ya hemos explicado; en adultos con Osgood Schlatter de la infancia, el dolor al arrodillarse, suele ser un síntoma residual de haberlo padecido de jóven.

 

¿Es necesario hacer una radiografía de la rodilla?

El diagnóstico de la enfermedad de Osgood Schlatter es fundamentalmente clínico: A través de la entrevista llevada por el médico traumatólogo y de la exploración física del niño.

En aquellas personas con diagnóstico incierto se puede realizar una radiografía simple de rodilla que evidenciará la avulsión parcial o fragmentación de la tuberosidad anterior. En otras palabras, se puede apreciar como el tendón rotuliano tira de su inserción en la tibia.

radiografía rodilla niño osgood schlatter

 

¿Cómo se cura la enfermedad de Osgood Schlatter?

El dolor y las molestias de la parte baja de la rodilla desaparecen una vez que el niño ha finalizado su etapa de crecimiento, habitualmente entre los 14 y 18 años. Hasta que esto ocurre, sólo es necesario tratar los síntomas y hacer reposo de toda actividad que sobrecargue la rodilla.

Medidas más recomendadas para el tratamiento del dolor en la enfermedad de Osgood Schlatter:

  • Aplicar una bolsa fría o hielo a horas alternas para disminuir la inflamación de la zona.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios siempre bajo prescripción y supervisión de tu médico.
  • Hacer uso de taloneras de silicona para Osgood Schlatter que absorban los impactos.
  • Usar un calzado que amortigüe la pisada mientras se hace deporte.
  • Utilizar una cinta o cincha rotuliana infrapatelar para la enfermedad de Osgood Schlatter.
  • Evitar los deportes de impacto. Se puede realizar natación y bicicleta de forma controlada.
  • Disminuir el tiempo e intensidad de la práctica deportiva en fase aguda.
  • Realizar estiramientos antes y después de hacer deporte.

 

Para evitar nuevos episodios de dolor, es recomendable que el niño con Osgood Schlatter aprenda a realizar estiramientos (especialmente del cuádriceps) a través de un programa de ejercicios o de fisioterapia. Todas estas medidas están encaminadas a disminuir la aparición de nuevos dolores.

 

Cinta o cincha rotuliana infrapatelar para la enfermedad de Osgood Schlatter.

Para prevenir la aparición de dolor debajo de la rodilla, el uso de cintas o cinchas rotulianas en el Osgood Schlatter es aconsejable. Acostumbrarse a llevarlas ayuda a limitar la capacidad del cuádriceps de traccionar sobre la tuberosidad tibial anterior.

 

cinta cincha infrapatelar rotuliana osgood schlatter

 

¿Cómo prevenir la enfermedad de Osgood Schlatter y evitar que aparezcan nuevos episodios?

Es fundamental evitar tracciones bruscas y repetitivas sobre el tendón rotuliano. Para ello es aconsejable cambiar la forma en que se practica deporte:

  • Acostumbrarse a realizar estiramientos del cuádriceps como entreno previo antes de hacer cualquier tipo de deporte.
  • Es aconsejable realizar también estiramientos para la enfermedad de Osgood Schlatter por la mañana después de levantarse. Al estar toda la noche con la rodilla estirada, el cuádriceps puede tender a acortarse y a tirar más del aparato extensor.
  • Hay que evitar partidos largos y períodos prolongados de juego en general. Sobrecargar el el tendón y llevarlo a la fatiga favorecerá el desarrollo de lesiones y microroturas.

 

Bibliografía:

  • CIRCI, E.; ATALAY, Y.; BEYZADEOGLU, T. Treatment of Osgood–Schlatter disease: review of the literature. Musculoskeletal surgery, 2017, vol. 101, no 3, p. 195-200.
  • LADENHAUF, Hannah N.; SEITLINGER, Gerd; GREEN, Daniel W. Osgood–Schlatter disease: a 2020 update of a common knee condition in children. Current opinion in pediatrics, 2020, vol. 32, no 1, p. 107-112.
  • VAISHYA, Raju, et al. Apophysitis of the tibial tuberosity (Osgood-Schlatter Disease): a review. Cureus, 2016, vol. 8, no 9.
  • SMITH, James M.; VARACALLO, Matthew. Osgood Schlatter’s Disease (Tibial Tubercle Apophysitis). 2019.

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *