En qué consiste la operación del neuroma de morton

Si bien existen varias causas de dolor en el antepié, el neuroma de Morton sigue siendo una de las causas más comunes. En esta entrada haremos una breve introducción sobre el Neuroma de Morton y responderemos algunas de las preguntas más frecuentes ¿qué es este tumor benigno? y ¿en qué consiste la operación del neuroma de Morton?

¿Qué es el Neuroma de morton?

En términos comprensibles para lectores no expertos, el neuroma de Morton es la inflamación de un nervio que discurre detrás del tercer y cuarto dedo del pie. Se ha sugerido que esta irritación es debida a la compresión producida por los huesos circundantes (huesos metatarsianos) y las estructuras ligamentosas (ligamento inter-metatarsiano) que lo rodean.

En este espacio cerrado se produce el atrapamiento del nervio, cuya compresión se ve además favorecida por el peso corporal. Fruto de la irritación nerviosa, se produce un engrosamiento del tejido que rodea este nervio interdigital (con frecuencia entre el 3er y 4to dedo del pie).

neuroma de morton operación

La anatomía del pie, hace que las terminaciones nerviosas sean particularmente sensibles a la presión; por eso el neuroma de Morton es más frecuente en mujeres que usan tacones altos y zapatos de punta estrecha.

Al final de la entrada explicamos los distintos tipos de operación del neuroma de Morton.

Síntomas más comunes del Neuroma de Morton

Inicialmente, los síntomas del neuroma de Morton ocurren de forma esporádica, pero a medida que la afección empeora, los síntomas pueden volverse continuos. Generalmente, se siente alivio al quitarse el zapato y masajear el pie.

Los síntomas más frecuentes del neuroma de Morton incluyen:

  • Dolor de los dedos de los pies (no suele doler por la noche o en verano; cuando tenemos el pie descalzo)
  • Hinchazón.
  • Entumecimiento y hormigueo que empeora al caminar o con la actividad física: Doctor, «Tengo los dedos del pie dormidos«.
  • Ardor o dolor quemante en los dedos de los pies (uno de los síntomas más limitantes y con buen resultado tras la operación del neuroma de Morton).

En ocasiones se describe como «tener una piedra dentro del zapato» o notar «pisar una piedra». También hay quién afirma «notar calambres en los dedos de los pies».

Operación del neuroma de Morton

Cuando todas las medidas de tratamiento conservador fallan (reposo, cambio de calzado, plantillas…) se puede recurrir al tratamiento del neuroma de morton con cirugía.

La cirugía del neuroma de Morton va encaminada en tratar la causa (metatarsalgia, compresión ligamentosa…) o a extirpar el neuroma.

Corrección de la metatarsalgia.

La corrección de la metatarsalgia está indicada en aquellos casos en los que el neuroma es causado por una mala disposición de los huesos metatarsianos. Mediante esta operación del neuroma de Morton, se pretende corregir la fórmula metatarsal, es decir, rectificar la longitud de los huesos metatarsianos del pie.

Se realiza habitualmente a través de un abordaje mínimo percutáneo, con incisiones menores a 5mm. Una operación que permite volver a caminar de forma temprana después de la intervención.

Apertura y liberación del ligamento intermetatarsal por ecografía

En casos seleccionados, se puede optar por liberar exclusivamente el neuroma de Morton abriendo el ligamento que comprime este nervio. Aquí el nervio queda intacto.

Como variante, se puede acompañar de la ablación por radiofrecuencia (quemar el neuroma). Gracias a esta técnica el paciente puede volver al trabajo y a su rutina diaria en menos de 72h. La recuperación de la cirugía percutánea del neuroma de Morton permite retomar la actividad deportiva en menos de una semana.

cirugia neuroma de morton

Exéresis quirúrgica del neuroma de Morton

Se puede quitar el neuroma de Morton con cirugía asistida por ecografía. De esta manera y a través de una incisión que puede variar entre 1 y 2 cm en el dorso del pie, se realiza la liberación del ligamento inter-metatarsal junto con la eliminación del neuroma de Morton.

La recuperación tras la extirpación quirúrgica puede demorarse hasta 2 meses. Estudios recientes han demostrado que la cirugía tiene una tasa de éxito del 80 al 85%.

operación del neuroma de morton

Bibliografía

Deja un comentario